6/12/2018 -

El Relator Especial de la ONU sobre la situación de los defensores de derechos humanos, Michel Forst, se reunió con representantes de Protección International, Pensamiento y Acción Social (PAS) y la organización de base COCOCAUCA en Popayán, región del Cauca, Colombia. Discutieron las amenazas que se enfrentan numerosas comunidades en el oeste y suroeste de Colombia, incluyendo las regiones del Cauca, Bolívar y Magdalena.

La reunión fue parte de una gira de 10 días de Forst por algunas de las zonas más rurales de Colombia, y destaca el dramático aumento en la violencia y las amenazas contra las personas defensroas de los derechos humanos colombianas desde el acuerdo de paz en 2016. La visita marca la primera en 10 años de un Relator Especial a Colombia, quien expresó su preocupación por los asesinatos y ataques contra las personas defensoras de derechos humanos colombianas en su declaración publicada después de su visita.

En su declaración, Forst declaró que la situación en Colombia es muy dramática y la peor que ha visto. Al reunirse con más de 200 líderes sociales y activistas a lo largo de su visita, Forst destacó su preocupación por la situación: "Me preocupa que los defensores de los derechos humanos no estén seguros en Colombia mientras persista la impunidad. Esta es una de las áreas que se necesita hacer cargo urgentemente."

Forst describió la discriminación contra las comunidades campesinas, indígenas y afro-colombianas como sistemática e institucional. Empresas nacionales e internacionales interesadas en los recursos naturales de Colombia están aprovechando la vulnerabilidad de estas comunidades.

Aunque los homicidios en el país se han reducido en un 40%, los ataques contra líderes sociales no ha parado de crecer. Cifras de la Defensoría del Pueblo de Colombia muestran que entre el enero del 2016 y el agosto de este año, 343 líderes sociales han sido reportados como asesinados. Esta cifra proyecta a Colombia como uno de los lugares más peligrosos del mundo para defender a los derechos sociales y ambientales. Una de las luchas más pertinentes que se enfrentan los líderes sociales es la reclamación de tierras. Sin embargo, ahora varios grupos armados luchan para controlar estas tierras que una vez fueron controladas por las FARC.

Esta visita pone de relieve la necesidad de una acción inmediata, en nombre de los más vulnerables a una violencia cada vez mayor; los y las líderes sociales y las personas defensoras de los derechos humanos y del medio ambiente.

Echa un vistazo a #SomosComoTú, la última campaña de Protección International en Colombia. Esta campaña intenta prestar atención a la estigmatización de las comunidades campesinas, que son criminalizadas por defender sus derechos humanos y ambientales, como la recuperación de tierras y la protección de los recursos naturales.