Enfoque psicosocial en el acompañamiento a personas defensoras de derechos humanos

Enfoque psicosocial en el acompañamiento a personas defensoras de derechos humanos

El enfoque de PI para la protección de las personas DDH

Protection International tiene como objetivo permitir y proteger el libre ejercicio del derecho a defender los derechos humanos. Promovemos un enfoque integral para la protección de las personas defensoras de derechos humanos (DDH). Nuestro enfoque es multifacético, interdisciplinar y en constante evolución. Hay algunos elementos centrales que constituyen la base de nuestras intervenciones a nivel local, regional e internacional:

  • Derecho a defender los derechos humanos: Promovemos un enfoque de derechos para la protección de las personas DDH, considerándolos sujetos de derechos, más que objetos de protección. Aprende más sobre ello en nuestra publicación "El derecho a defender los derechos humanos, desde un enfoque crítico".
  • Protección colectiva: Impulsamos estrategias colectivas que fortalecen al grupo y favorecen prácticas de protección más sostenibles, yendo más allá de las medidas individuales de seguridad.
  • Redes de protección: Promovemos el fortalecimiento de redes de solidaridad internas y externas entre los grupos y comunidades DDH, para que estén mejor posicionados a la hora de hacer frente a amenazas y ataques.
  • Enfoque psicosocial: Entendemos que el cuidado y la protección son indivisibles. Esto significa que las estrategias de protección deben abordar los impactos emocionales individuales y colectivos que experimentan las personas DDH como parte de sus luchas y procesos, así como integrar estrategias que contribuyan al bienestar individual y colectivo como parte de la protección..

Explicando los elementos centrales de nuestro enfoque

Las personas defensoras de derechos humanos (DDH) realizan su actividad en contextos difíciles, en los que la sensación de riesgo o amenaza, y el miedo o estrés que ello puede generar, hace inevitable que se dé un impacto emocional a nivel individual o colectivo.

Por ello, cuando trabajamos con personas DDH debemos garantizar un cuidado psicosocial individual y colectivo. Esto significa, entre otras cosas, incorporar el principio de “acción sin daño” (do no harm) a nuestro trabajo y ser capaces de identificar síntomas de afectación emocional personal y grupal.

En "Enfoque psicosocial aplicado al trabajo de protección de personas defensoras de derechos humanos", explicamos brevemente qué entendemos por enfoque psicosocial, qué implicaciones tiene para el trabajo de protección con personas defensoras de derechos humanos, y cuáles son los principales elementos a tener en cuenta para la aplicación efectiva de este enfoque.

¿Qué entendemos por el termino ‘enfoque psicosocial’?

Entendemos el enfoque psicosocial como una lente a través de la cual prestamos atención al impacto del contexto social y político en el bienestar emocional de las personas. Este enfoque se busca identificar los impactos emocionales tanto a nivel individual como colectivo, y fortalecer los mecanismos de afrontamiento que las personas y los colectivos pueden activar frente al miedo, el estrés y las experiencias traumáticas.

Algunos mensajes clave de esta publicación:

  • Cuidado y protección son indivisibles: esto significa que las estrategias de protección deben abordar los impactos emocionales individuales y colectivos que experimentan las personas DDH como parte de sus luchas y procesos, así como integrar estrategias que contribuyan al bienestar individual y colectivo como parte de la protección.
  • Las emociones pueden afectar la seguridad: para que los planes de protección puedan ser implementados, se ha de reconocer el impacto de emociones, como el miedo, en la seguridad.  Se ha de trabajar la cohesión y la responsabilidad colectiva que tenga en cuenta las necesidades tanto individuales como grupales.
  • Toma un enfoque no individualista: Concebimos el enfoque psicosocial como una lente a través de la cual identificar, analizar y abordar los diferentes impactos de la violencia sociopolítica, que tiene sus raíces en el entorno más amplio en el que se encuentra un defensor o una comunidad. Esto significa más que adoptar un enfoque individualista, basado únicamente en el bienestar personal y el cuidado personal.
  • Fortalece estrategias de afrontamiento propias de las personas DDH: nuestra mirada ha de tender a reconocer y potenciar los recursos propios de las personas y los grupos. Es importante que nuestra mirada apunte hacia la reparación y la autonomía, más que a la enfermedad o la revictimización.
  • No hay fórmulas estándar: cada organización requiere un tipo de acompañamiento, con unos ritmos y objetivos propios, que serán diseñados en función un análisis de necesidades detallado. No existen recetas comunes ni fórmulas previamente preestablecidas.

 


La publicación "Enfoque psicosocial aplicado al trabajo de protección de personas defensoras de derechos humanos" está disponible en español, inglés, francés y árabe.


Gracias al Gulf Centre for Human Rights por proporcionar la traducción al árabe.

Mantente en contacto

Suscríbete a nuestro boletín

Difunde nuestra palabra