Protection International (PI) celebra la publicación de la nueva edición de su Informe Focus, que analiza la evolución de los mecanismos nacionales de protección y de las políticas públicas de la protección defensores y defensoras de los derechos humanos (DDH) en todo el mundo.

Desde la publicación de nuestro influyente Manual de Protección de Defensoras y Defensores de Derechos Humanos: Buenas prácticas y lecciones a partir de la experiencia (2011), el debate público en materia de políticas públicas nacionales de protección de DDH ha evolucionado. Inicialmente, sólo un puñado de gobiernos latinoamericanos abordaba los ataques sistemáticos contra los DDH por medio de mecanismos nacionales de protección, y las organizaciones civiles abordaban el problema con gran desconfianza y escepticismo. En años recientes se ha vuelto algo generalizado, con la adopción de leyes nacionales y el surgimiento de proyectos de ley en múltiples naciones de América Latina y África, además de permear discusiones sobre protección de los DDH en países de Europa, Asia Central y el Sureste Asiático. Muchos desarrollos en el capo del ecosistema de la protección de los DDH también ha ocurrido desde la publicación de la última edición del Informe Focus 2014.

Sin embargo, a pesar de este creciente interés, la brecha de implementación sigue siendo un grave problema, y no se ha conseguido ganar la confianza, sobre todo entre los grupos de los DDH que sufren represión y violencia estatales, y aquellos DDH en áreas remotas en que la presencia de las autoridades estatales es débil, o disputada por otros actores no estatales. Nuestra investigación demuestra que la voluntad política y el apoyo gubernamental son cruciales para superar estos problemas.

Con el vigésimo aniversario de la Declaración de la ONU sobre los DDH aproximándose rápidamente, aún queda mucho por hacer. En Protection International creemos que ya es hora de adoptar un enfoque más global, que no se centre en la adopción de leyes con el objetivo a proteger a las defensoras y defensores de los derechos humanos bajo riesgo, sino que aborde las causas de la violencia estructural y la represión a la que están sometidos.

Esperamos que este nuevo Informe Focus contribuya de manera efectiva a este objetivo, y a una reflexión más amplia sobre cómo podemos promover una acción estatal efectiva para garantizar que individuos, grupos y organizaciones puedan ejercer libremente y con seguridad el derecho a defender los derechos humanos.

Protection International cree que ahora es el momento de cambiar el centro del debate, de adoptar leyes para proteger a los defensores y defensoras de derechos humanos en riesgo, a un enfoque más integral, que aborde la violencia estructural y la represión contra ellos.