El proyecto de ley « Anti-homosexualidad » que fue introducido en el parlamento de Uganda por el diputado David Bahati sería una violación de los derechos humanos. En la ley propuesta hay disposiciones que condenan a perpetuidad o a muerte las personas supuestamente lesbianas, gays o bisexuales (LGBT), y que declaran ilegal el trabajo legítimo de defensores y organizaciones nacionales e internacionales que obran para la defensa y la promoción de derechos humanos en Uganda. Pondría esta ley también trabas importantes a la eficacia de los esfuerzos en la prevención del VIH/sida.

Sentimos una profunda tristeza frente al asesinato de David Kato.