El 10 de diciembre de 2014, en el espíritu del Día internacional de los derechos humanos, el Presidente de la República de Indonesia, Joko “Jokowi” Widodo, concedió el indulto a la mujer defensora de los derechos humanos y activista por los derechos de la tierra Eva Bande.

Eva había sido condenada a cuatro años de prisión a causa de su pacífica defensa de los derechos de los agricultores frente a una empresa nacional de aceite de palma en su provincia, Sulawesi Central.

Fue arrestada y se presentaron cargos penales en su contra en 2011. En mayo de 2014 fue condenada a cuatro años y regresó a la cárcel. Esta decisión provocó campañas locales, regionales e internacionales pidiendo su liberación.

Protection International discute el tiempo que Eva pasó en prisión, su opinión sobre la criminalización de los defensores y su compromiso de mantener la defensa de la tierra y los derechos de la comunidad.

Protection International (PI): ¿Cómo se convirtió en una mujer defensora de los derechos humanos?

Eva Bande (EB): Cuando todavía era una estudiante, colaboraba con una organización llamada Frente Estudiantil de Sulawesi Central (Central Sulawesi Student Front). Conocí a varias mujeres defensoras en ese momento, cuando no había muchas mujeres que optasen por defender los derechos humanos.

Juntas formamos una organización llamada Grupo por lucha para el bienestar de la mujer en Sulawesi Central (The Central Sulawesi Struggle for Women’s Welfare Group). Acompañamos a las mujeres que fueron víctimas de violencia sexual. Debido a la difícil situación en cuanto a seguridad, éramos la única organización para mujeres.


“Local Campaign poster demanding Eva's release.
Original at Berdikarionline. 

 

PI: ¿Cuáles fueron los acontecimientos que condujeron a su arresto?

EB: Bueno, a través de la red del Grupo para el Bienestar, comencé a recibir quejas relacionadas con la apropiación de tierras en mi ciudad natal realizado por una empresa de aceite de palma. Junto con otros activistas, formé el Frente Popular para la defensa del aceite de palma de Sulawesi Central. Me dieron el mandato para convertirme en la coordinadora del frente para la defensa de los agricultores frente a la empresa de aceite de palma.

La empresa de aceite de palma había obtenido dos concesiones comerciales, una con el fin de explotar el derecho a plantar y otra para utilizar la tierra de los agricultores. Las personas que vivían en esta tierra habían comenzado a llevar pequeños actos de resistencia contra la empresa. Ayudando a la empresa de aceite, los militares empezaron entonces a hacer ejercicios en la tierra en conflicto y destruyeron las carreteras que utilizaban los agricultores durante el tiempo de la cosecha.

Eso provocó la ira de los agricultores. Me convertí en su mediadora, transmitiendo su demanda de restaurar las carreteras. La compañía de aceite se comprometió a hacerlo, pero no hizo un seguimiento de ninguna de sus promesas. Finalmente, sintiendo que nadie les escuchaba, un número de agricultores incendiaron equipamiento de la empresa de aceite. Yo estaba presente y traté de reducir la creciente tensión. Fui detenida al día siguiente por, supuestamente, incitar a la gente a actuar de forma violenta, que no era el caso.

 

PI: ¿Puede describir su tiempo en prisión?

EB: Soy madre de tres niños pequeños. Tuve que explicar a mis hijos donde estaba su madre y por qué estaba en la cárcel. A pesar de que he decido dedicar parte de mi vida a la defensa de las personas y sus derechos, esto requirió mucha fuerza mental. Les dije: “Mamá está educando a la gente aquí. Estoy en la escuela.”

______________________________________________________________________________________________________________________________________

“Tuve que explicar a mis hijos donde estaba su madre y por qué estaba en la cárcel.”

______________________________________________________________________________________________________________________________________

 

Los agricultores que estaban en la cárcel también dijeron a sus hijos que iban a la escuela. Creo que en ese momento era probablemente la mejor manera para lidiar con sus problemas internos.

Alabo y agradezco a Dios por mi liberación. También agradezco a mi familia y al padre de mis hijos por su apoyo. Mi padre me dijo “No vamos a estar avergonzados porque estés en la cárcel. No eres una criminal, eres una defensora de los derechos de muchas personas”. El apoyo de mi familia me dio la fuerza para soportar mi sentencia.

 

PI: ¿Cuál es su opinión y experiencia con la criminalización en cuestiones de derechos de tierra en Indonesia?

EB: Creo que la penalización es un intento de disciplinar a los activistas, tanto física como mentalmente.

Físicamente, confinándolos en un espacio cerrado donde no pueden hablar con la gente, con los grupos que defienden o cualquier otra persona. El encarcelamiento es una forma efectiva de criminalización, hace que la fuerza de voluntad de los defensores de los derechos humanos desaparezca y supone un duro golpe para el grupo al que se está defendiendo.

Los agresores, a menudo empresas que actúan a través del Estado, tienen la esperanza de que haciendo eso el defensor quedará tan desanimado mentalmente que no pensará en defender los derechos en una sociedad liberal.

 

PI: ¿Cuál es el impacto de la criminalización?

EB: Depende de la persona que sea criminalizada. En mi caso, yo era consciente de los riesgos que corría desde el principio. Si usted es un defensor que trabaja en este tipo de ambientes, esto es importante. Ser consciente significa conocer las consecuencias que su trabajo pueda tener, incluyendo el encarcelamiento o incluso la muerte. La importancia de ser consciente de los riesgos también debe ser compartida con las comunidades que está tratando de defender.

 

______________________________________________________________________________________________________________________________________

“Es importante conocer las consecuencias que su trabajo pueda tener, incluyendo el encarcelamiento o incluso la muerte”

______________________________________________________________________________________________________________________________________

 

El impacto, una vez se es consciente de los riesgos, no será demasiado en uno mismo. Al menos, eso es lo que me pasó a mi. Estar en la cárcel no rompió mi espíritu. Siempre recibí visitantes durante las horas de visitas. Esta vez mis amigos y familia me dieron fuerzas. Siempre les dije que continuaríamos luchando juntos y que no iba a dar marcha atrás en mi lucha como una mujer defensora de los derechos humanos, ni siquiera un centímetro. Ahora que estoy fuera de la cárcel he continuado mis actividades de defensa de los agricultores.

 

PI: ¿Cuáles son sus planes y esperanzas para el futuro?

EB: Mi liberación se basó en una decisión política, me fue concedido el indulto por el Presidente Jokowi. Cuando me reuní con él, me dijo que iba a conceder a mis amigos que todavía están en prisión los mismos derechos. En este momento, estoy tratando de organizar la liberación de dos agricultores de los que me hice amiga.

Yo veo mi indulto y liberación como una señal de que el gobierno habla en serio sobre la resolución de los conflictos por la tierra. El presidente hizo varias declaraciones diciendo que el iba a resolver los conflictos por la tierra y comprometiéndose a llevar a cabo una reforma agraria. Quiero asegurarme de que esto realmente se implementará. Es por eso que estamos instando al gobierno a establecer un grupo de trabajo presidencialuna que mire por la resolución de los conflictos y la reforma de la tierra.

Espero que Indonesia sea capaz de aplicar la ley de la manera más justa posible, defendiendo los derechos humano y no simplemente usando la ley como un eslogan vacío. En el último año hemos visto un aumento significativo en la criminalización de los defensores de los derechos humanos, incluida la cárcel y tiroteos. Esto es realmente preocupante. Quiero decir, espero que la gente se de cuenta de que cuando la situación permite que los defensores de los derechos humanos sean criminalizados, esto tiene un gran impacto en todas las personas y sus derechos. Así que realmente tenemos que redoblar nuestros esfuerzos para proteger a todos los defensores de derechos humanos.

______________________________________________________________________________________________________________________________________

”Cuando la situación permite que los defensores de los derechos humanos sean criminalizados, esto tiene un gran impacto en todas las personas y sus derechos.”

______________________________________________________________________________________________________________________________________    

Traducción:  Romina Alvarez