Protección integral

En Protection International sabemos por experiencia que no existe ninguna “fórmula mágica” cuando toca proteger a los defensores/as de derechos humanos (DDHs). Esto ocurre porque los activistas, sus organizaciones y sus comunidades están inmersos en sus propios contextos culturales, sociales y políticos. Además, los riesgos vigentes se transforman con el paso del tiempo. Consecuentemente, cualquier intento de crear planes de seguridad uniformes o de rellenar listas estándares está condenado a fracasar.

Apoyar a los DDHs no se puede reducir a un sólo taller de formación en seguridad. Este tipo de prácticas suelen compartimentalizar la seguridad en sus dimensiones físicas, digitales y psicosociales, y tienden a recetar medidas de protección simplificadas. Es igual de importante reconocer que las amenazas hacia los DDHs no se reducen exclusivamente en una de estas tres categorías.

Las intervenciones de Protection International aspiran a generar revoluciones actitudinales y organizacionales hacia la seguridad y la protección, para instaurar estrategias y hábitos duraderos de autoprotección. Esto es coherente con procedimientos enfocados al acompañamiento particularizado y la protección integral, reconociendo y fortaleciendo protocolos de seguridad existentes, y reconociendo la complejidad de contextos organizacionales y comunitarios y de las dificultades a las que se enfrentan. La seguridad siempre está compuesta por dimensiones personales, situacionales y emocionales. Basados en este enfoque, procuramos evitar compartimentalizarla, creando tiempo y espacios para la reflexión y el análisis, para generar soluciones securitarias que sean del agrado de tanto la dirección como del personal de las organizaciones, y, por supuesto, de las comunidades afectadas.

Mantente en contacto

Suscríbete a nuestro boletín

Difunde nuestra palabra