Protection International firma una carta abierta conjunta para restringir el uso de tecnologías de vigilancia contra las personas defensoras de los derechos humanos

Protection International se une a 145 organizaciones de la sociedad civil y 28 expertos independientes para pedir a los Estados que apliquen una moratoria inmediata sobre la venta, la transferencia y el uso de tecnología de vigilancia. Las investigaciones del Proyecto Pegasus han revelado que muchos gobiernos han tomado como objetivo a los periodistas, las personas defensoras de los derechos humanos (DDH) y los políticos para espiar sus comunicaciones y utilizar los datos personales de sus teléfonos inteligentes. Los abajo firmantes destacan las principales implicaciones en materia de derechos humanos de esta importante revelación y emiten una serie de recomendaciones a los Estados, así como a los Estados que exportan tecnología de vigilancia.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos salvaguarda el derecho de toda persona a no sufrir injerencias arbitrarias en su vida privada, incluso en el contexto de la vigilancia nacional y extraterritorial, la interceptación de las comunicaciones digitales y la recolección de datos personales. Esto es especialmente relevante para las personas DDH, debido a la naturaleza de su trabajo y al tipo de riesgos a los que pueden estar expuestas.

Las tecnologías de vigilancia desenfrenada como Pegasus obstaculizan gravemente el derecho a defender los derechos humanos. Una vez que se vulnera la privacidad de las personas defensoras de los derechos humanos y de los periodistas, éstos quedan expuestos a ser rastreados (tanto en línea como fuera de ella), criminalizados, chantajeados y atacados (en todos los sentidos de la palabra). Los Estados deben aprobar una legislación que proteja a las personas defensoras de los derechos humanos de los abusos cometidos a través de la vigilancia digital, paralelamente a la creación de sólidos mecanismos de rendición de cuentas. Mientras tanto, nuestro principal objetivo debe ser la protección preventiva de las personas y sus comunidades.

Hasta hoy no hay una mitigación fácil contra el programa espía Pegasus. Como primer paso, si tienes la sospecha de que tú, las personas DDH con las que trabajas o las organizaciones socias pudieran estar en la mira, ponte en contacto con Amnesty Tech (share [at] amnesty.tech) para verificar si el número de teléfono está en la lista de dispositivos conocidos y comprometidos. La línea de ayuda para la seguridad digital de Access Now puede proporcionar asesoramiento técnico útil en nueve idiomas.

Para ver la declaración completa en inglés, da clic aquí